El departamento condal de salud vacuna a cientos de hispanos en Santa Julia

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Making high quality community journalism isn’t free — please consider supporting our journalism by subscribing to the News + Record today.

Unlimited Digital Access: $3.99 for 1 month, $39 for 1 year.

Posted

SILER CITY — Justo al lado de la autopista U.S Hwy. 64 en Harold Hart Road, una fila de carros comenzó a rodear la iglesia católica de Santa Julia poco después de las 10 a.m. el 27 de marzo. Allí, unos metros detrás de la iglesia, cientos de residentes hispanos abrieron sus ventanas, doblaron sus mangas y recibieron su primera dosis de protección contra el COVID-19.

En total, la clínica de vacunación — encabezada por el Departamento de Salud Pública del Condado de Chatham y el Vínculo Hispano — administró 280 primeras dosis de la vacuna Moderna. Antes del evento, originalmente habían programado 320 citas.

“Tuvimos algunas ausencias y logramos vacunar a algunas personas más tarde en el día que no estaban programadas”, dijo Mike Zelek, director de salud pública de Chatham. “Las ausencias no son infrecuentes y estamos agradecidos con todos los que vinieron y con los que hicieron que el evento fuera un éxito”.

¿Y la primera persona que recibió una inyección allí? Franklin Gómez Flores, el primer comisionado latino de Chatham.

“Para mí, trae esperanza”, dijo al News + Record inmediatamente después de recibir su primera dosis de vacuna. “Mucho de lo que está pasando, de lo que ha pasado a mi familia, de lo que ha pasado a la comunidad, representa esperanza de que las cosas vuelvan a ser como eran antes del COVID”.

Originalmente, Gómez Flores dijo que había planeado esperar a recibir su inyección “para permitir que suficientes vacunas (estén) disponibles para el público”. Luego se dio cuenta de cuántas personas, especialmente los latinos, todavía se preocupaban por recibir una vacuna.

“Esa es la razón por la que la tomé”, dijo, y agregó: “Quería vacunarme lo antes posible porque me di cuenta de que muchos de los miembros de mi comunidad no se estaban poniendo la vacuna. Entonces, cambié mi mentalidad para tratar de animar a otros a hacerlo”.

El personal y los voluntarios del departamento de salud instalaron cuatro estaciones alrededor de la iglesia. Manejadas por voluntarios bilingües principalmente del Vínculo Hispano, las dos primeras estaciones registraron a las personas, confirmaron sus citas y revisaron sus formularios.

Detrás de la iglesia, las enfermeras se acercaron carro tras carro, administrando las vacunas en una tercera estación mientras que en el fondo sonaba cumbia a través de altavoces cercanos. Cerca de la salida, el personal estableció una cuarta estación para monitorear a los vacunados en caso de que tuvieran reacciones alérgicas.

Los voluntarios provenían de muchas organizaciones y comisiones del gobierno local, incluido el Equipo de Respuesta a Emergencias Comunitarias del Condado de Chatham (CERT), Chatham Literacy y la junta de salud del condado. Gómez Flores también se ofreció como voluntario después de recibir su primera dosis, y la mayoría, si no todo, del personal del Vínculo Hispano ayudó con el evento.

“Estamos muy emocionados de tener este evento para nuestra comunidad”, dijo Hannia Benítez, directora adjunta de la oficina del Condado de Lee del Vínculo. “Con suerte, este es un trampolín para que otras personas también se pongan la vacuna”.

‘Fue muy, muy estratégico’

Los preparativos para la clínica comenzaron hace unas semanas a principios o mediados de marzo, según los organizadores.

El 12 de marzo, StarMed Healthcare se hizo cargo de las operaciones de vacunación masiva del departamento de salud en Pittsboro, dijo Zelek, lo que dio al departamento la “capacidad muy necesaria” para llevar a cabo un alcance más específico a las comunidades minoritarias del condado.

También solicitaron y recibieron 300 “dosis de equidad” adicionales del Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado, una asignación de tres semanas que Zelek dijo que ahora han excedido.

“Sabemos que un esfuerzo adicional como este realmente puede marcar la diferencia, especialmente cuando hablamos de poblaciones que pueden enfrentar barreras”, dijo, “y creo que la población hispana es una, ya sea por idioma o por conectividad”.

¿Y por qué organizar una clínica en la Iglesia Católica Santa Julia?

Simplemente parecía una “asociación natural”, dijo Zachary Horner, especialista en comunicaciones del departamento de salud.

Allí, los hispanos componen más del 85% de la congregación, por lo que la iglesia ofrece misas en español e inglés. También habían organizado varios eventos de autoservicio para la comunidad en el pasado, dijeron los organizadores, lo que hizo pan comido organizar la logística del evento.

“Fue muy, muy estratégico”, dijo Benítez, “porque todo el mundo sabe dónde está Santa Julia”.

“Santa Julia es, obviamente, una pieza central de la comunidad hispana”, dijo Horner, y agregó: “Ya habíamos tenido conversaciones y contacto con ellos durante la pandemia, así que ... en realidad, solo se trata de hacer una llamada y trabajar con el pastor allí y poner la bola en marcha”.

Y hace unas tres semanas, eso es exactamente lo que hicieron, según el padre Julio Martínez, quien dirige la Iglesia de Santa Julia.

“Salté ante la idea probablemente de inmediato”, dijo.

El papel principal de la iglesia es proporcionar el espacio para la clínica, dijo Martínez al News + Record.

“Quiero darles esa libertad, para que puedan tener la libertad de hacer esto una y otra vez, en cualquier momento, cuando lo necesiten aquí en Santa Julia”, dijo. “Nuestra propiedad está al servicio de la comunidad y en cualquier momento en que podamos estar al servicio de la comunidad, bueno, creo que es genial”.

El 21 de marzo, justo después de las misas, el personal del departamento de salud y del Vínculo Hispano instaló una mesa en las afueras de la iglesia y registró a casi 200 personas en solo tres horas, según Benítez. El Vínculo también llevó a cabo otro evento de registro en Country Living Estates el 24 de marzo, y al mediodía del día siguiente, 317 personas se habían registrado para la clínica en Santa Julia.

“También llevamos a cabo alcance con las comunidades y con otras iglesias, por lo que no solo los feligreses de Santa Julia estaban siendo vacunados (el sábado)”, dijo Zelek. “Hubo múltiples eventos de divulgación en los vecindarios, particularmente en Siler City”.

‘No se detendrá ahí’

La clínica de vacunación masiva de Santa Julia no es el primer esfuerzo de acercamiento a la comunidad hispana que dirige el departamento de salud — y no será el último.

Además de esa clínica de vacunación masiva, el departamento de salud se asoció con la Guardia Nacional de Carolina del Norte para vacunar a 70 trabajadores y sus familiares en Brookwood Farms el 19 de marzo en Siler City. También transfirieron varias dosis a la clínica interna de Mountaire Farms para ayudar a vacunar a sus trabajadores, muchos de ellos hispanos.

Al 29 de marzo, aproximadamente el 6.8% de todas las primeras dosis administradas en el Condado de Chatham habían ido a los residentes latinos. Hace una semana, el 6.3% de las primeras dosis del departamento de salud se habían administrado a latinos, pero a partir del lunes por la noche, ese porcentaje saltó al 13.3%. La comunidad hispana representa aproximadamente el 12% de la población total de Chatham.

“Pero entonces no se detendrá ahí, por supuesto”, dijo Zelek. “El trabajo continuará”.

Se puede contactar a la reportera Victoria Johnson en victoria@chathamnr.com

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment

Subscribe to The Chatham Brew now to get the latest news from Chatham County straight to your inbox.

* indicates required
/ ( mm / dd )