Cómo hablar con sus hijos sobre el abuso sexual

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Making high quality community journalism isn’t free — please consider supporting our journalism by subscribing to the News + Record today.

Unlimited Digital Access: $3.99 for 1 month, $39 for 1 year.

Posted

El abuso sexual infantil es más común de lo que muchos piensan — y está mucho más cerca de lo que muchos creen.

Hace apenas unas semanas, el Departamento de Policía de Siler City arrestó a Oscar Vera Jiménez, un pastor de Siler City, por más de 100 cargos relacionados con el abuso sexual de dos niños/as.

Esa no es una situación rara. En Estados Unidos, una de cada cinco niñas y uno de cada 20 niños son víctimas de abuso sexual infantil, según el Centro Nacional para Víctimas del Crimen. Alrededor del 90% son abusados ​​por aquellos a quienes conocen y en quienes confían.

Pero la educación y el diálogo, aunque incómodos, pueden ayudar a prevenir el abuso sexual infantil. El News + Record habló con tres expertos locales durante el Mes Nacional de Prevención del Abuso Infantil sobre cómo los padres pueden proteger a sus hijos del abuso sexual, cómo pueden hablar con los niños al respecto y qué hacer si ocurre.

Aquí está lo que aconsejaron los expertos:

Hable con sus hijos sobre el abuso sexual y comience lo antes posible.

Hablar de forma proactiva con los niños sobre el abuso sexual y desde una edad temprana es importante, dijeron los expertos. Según datos del Centro de Investigación de Crímenes contra Niños, los niños son más vulnerables al abuso sexual infantil entre las edades de 7 y 13 años.

“Centrarse en las formas en que todos podemos hacer una diferencia en la vida de todos los niños es realmente la mejor manera de crear comunidades saludables donde los niños estén a salvo de muchas enfermedades del mundo, incluido el abuso”, Jennie Kristiansen, directora del Departamento de Servicios Sociales del Condado de Chatham, dijo al News + Record en una entrevista por correo electrónico.

Según la Red Nacional de Estrés Traumático Infantil, los padres pueden hacerlo enseñándoles a los niños a bañarse y limpiarse después de ir al baño, entre otras cosas. De esa manera, los padres pueden enseñarles a sus hijos la autosuficiencia y mostrarles que los adultos y los niños mayores no necesitan ayuda con sus “partes privadas del cuerpo”.

Enseñar a los niños la diferencia entre los toques buenos y malos también es crucial, dijo Kristiansen, y también los está capacitando para decir que no cuando no quieren que los toquen, incluso de formas no sexuales como abrazar.

Ashleigh Glover, cofundadora y psicoterapeuta de Chatham Counseling & Wellness, dijo que es importante hacer cumplir este límite incluso con familiares de confianza, diciéndoles a los niños cosas como: “Es tu decisión y es tu cuerpo”.

Enseñar a los niños los nombres precisos de las partes de su cuerpo también puede protegerlos contra el abuso.

“Muchas veces tienes padres que llaman a la vagina un ‘azucarero’, o tu ‘punto dulce’ o simplemente lo que sea”, dijo Glover. “Y creo que eso es algo que los padres pueden hacer —  comenzar a enseñar realmente que ... ‘No, es tu vagina, es tu pene, y la gente no toca tu vagina o tu pene y les dices que no toca mi vagina o mi pene’”.

Los adultos también deben hablar con los niños sobre la diferencia entre secretos buenos y malos. La mayoría de los niños son abusados ​​por alguien que conocen y en quien confían. Por lo tanto, es más fácil convencerlos de que no revelen el abuso.

Crear el hábito de hablar con y escuchar regularmente a sus hijos puede ayudar a los niños a sentirse más seguros al revelar información en tales situaciones y puede ayudar a los padres a detectar signos de abuso más rápidamente, dijo Samantha Owusu, miembro de la junta de Second Bloom of Chatham.

“Creo que como padre o como adulto que se preocupa por los niños, simplemente estar atento, ser observador, estar disponible y abierto, y no juzgarlos, creo que eso contribuye en gran medida a prevenir el abuso infantil, porque los niños sabrán que tienen un adulto seguro al que puedan acudir”, dijo Owusu, un trabajador social con licencia del condado de Chatham.

Use métodos y lenguaje específicos para su edad para enseñarles a sus hijos sobre el abuso sexual infantil.

A menudo, los padres dudan en hablar sobre el abuso porque quieren proteger a sus hijos de temas difíciles o porque no están seguros de cómo hacerlo de una manera apropiada para su edad. Pero los adultos pueden ayudar a prevenir el abuso al ayudar a los niños a entender y establecer límites sin hablar específicamente sobre el abuso, dijo Kristiansen.

“Es importante hablar abierta y honestamente con los niños sobre sus cuerpos desde una edad temprana, de una manera que coincida con su desarrollo”, dijo. “Crear un entorno en el que los niños se sientan cómodos haciendo preguntas y ayudar a los niños a entender el concepto de límites ayuda a establecer una base sólida mientras crecen”.

Tener una conversación seria con un niño pequeño podría no ser ineficaz, por ejemplo, dijo Owusu, pero los padres pueden hacer pequeñas cosas para crear y reforzar límites saludables.

Durante la hora del baño, los padres pueden dejar que sus hijos de 2 o 3 años se laven, incluso si los padres están acostumbrados a hacerlo. Permitir que los niños pequeños digan no a los abrazos, a tomarse de la mano o a besarlos. También puede enseñarles que tienen control sobre sus cuerpos.

“... Honrar eso les ayuda a construir un sentido como, ‘Tengo derecho a decir que no quiero este tipo de toque’”, dijo Owusu. “Así que eso es algo pequeño que puedes hacer, pero también a esa edad”.

A medida que los niños crecen, también es importante tener conversaciones explícitas sobre el consentimiento (aceptar de forma activa y entusiasta tener relaciones sexuales con alguien), pero a menudo no es apropiado para la edad de los niños más pequeños.

Prepárese para conversar, y escuche sin juzgar.

Los padres deben prepararse para las conversaciones sobre el abuso, dijo Glover. Al prepararse para esta conversación, sin embargo, deben darse cuenta de que los niños necesitan que sus padres los escuchen sin juzgarlos. Ella dijo que “verificar contigo mismo” antes de tal conversación es un paso crucial. Debe asegurarse de conocer todos los factores o ideas que puedan impedirle escuchar y apoyar a sus hijos mientras ellos comparten.

¿Cómo responderá si su hijo mayor le dice que es sexualmente activo o si su hijo indica que alguien que conoce lo ha tocado de manera inapropiada?

“Creo que lo primero es estar completamente listo para lo que su hijo esté dispuesto a hablar. Debe estar consciente de cualquier prejuicio que pueda tener como padre”, dijo Glover. “Y no importa lo que el niño revele, quiere mantener la calma, quiere permanecer estable, quiere realmente poder tomar eso y poder procesar eso con ellos, sin juzgar realmente”.

Mantener la calma es importante para que los niños no confundan su respuesta emocional a su situación con enojo o frustración con ellos. Si los niños piensan que lo han molestado o entristecido por lo que han compartido, es más probable que oculten información en el futuro o sientan que cualquier abuso que hayan experimentado es culpa suya.

Los signos de angustia o abuso pueden incluir llanto, enuresis nocturna o apego, dijo Kristiansen. Glover agregó que los grandes cambios en la personalidad de un niño, o comportamientos de evitación como no querer ser tocado, también podrían ser indicadores.

Puede apoyar a los sobrevivientes de abuso escuchándolos, asegurándose que les cree y simplemente ofreciéndoles su apoyo y presencia.

Si alguien, especialmente un niño, revela que ha sido víctima de abuso sexual, lo primero es lo primero: mantén la calma. Escúchalos y no juzgues ni critiques, recomendó Glover.

“Incluso si tu corazón está acelerado, incluso si sientes que vas a tener un ataque de pánico, ese niño necesita verte como una persona que es capaz de lidiar con su historia”, dijo. “No estás juzgando su historia, puedes manejarla”.

Cuando los niños revelan el abuso sexual, Glover dijo que la mayoría de las veces no mienten. Dado que la mayoría de las víctimas conocen a sus abusadores, el abuso sexual daña la forma en que los niños confían en los adultos.

Por eso los expertos dicen que es imperativo decirles a los niños que les cree y enfatizar que no es su culpa.

“Si alguien lo revela, le hace saber que le cree”, dijo Owusu. “Quiero decir, sin duda alguna, eso es probablemente lo más importante que se debe hacer, solo déjales saber que los escuchó, que cree lo que dijeron”.

"Si revelan el abuso sexual, primero, quieres que sepan que nunca es su culpa”, agregó Glover. “Y solo refuerza que no es tu culpa, ellos no tienen la culpa, no van a ser castigados por esto bajo ninguna circunstancia. No han hecho nada malo”.

Es posible que los niños no le digan todos los detalles al mismo tiempo, dijo Glover. Es posible que no tengan la capacidad o el lenguaje para comunicar toda la información, agregó, o para describir lo que están sintiendo, pero es importante tener paciencia y hacer preguntas.

Todos en Carolina del Norte tienen el deber estatal de denunciar cualquier abuso infantil al Departamento de Servicios Sociales local, agregaron los expertos.

Varios trabajadores de bienestar infantil están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, dijo Kristiansen al News + Record. En Chatham, las personas deben llamar al 919-642-6988 durante el día laboral. Fuera del horario de atención y los fines de semana, las personas deben llamar al 919-542-2911 y pedir hablar con el trabajador social de guardia.

“Lo más importante que puede hacer por un niño es hacerles saber que los escuchó, que les cree y hacerles saber que tendrá que acercarse a las personas cuyo trabajo es asegurarse de que lo que les pasó a ellos no vuelve a pasar”, dijo Owusu. “Y creo que es importante no hacer promesas porque no sabemos cómo resultarán esas situaciones”.

Muchas organizaciones públicas y privadas de Chatham ofrecen varios recursos para los sobrevivientes de abuso o agresión y sus familias.

Existen varios servicios para ayudar a los niños que han sufrido abusos, así como a sus familias. Por lo general, la policía local o el DSS referirán a los niños a dichos servicios. Más allá de eso, varias organizaciones y programas comunitarios también se esfuerzan tanto por ayudar a los sobrevivientes como por prevenir futuros abusos.

Second Bloom ofrece una línea de ayuda para casos de violencia doméstica y agresión sexual las 24 horas del día, los 7 días de la semana (919-545-0055) a la que las personas pueden llamar de forma anónima si quiere y pedir ayuda. El Programa de Servicios para Niños Víctimas del condado, dirigido por Anne Chapman, ofrece educación y manejo de casos a niños abusados ​​y sus familias, así como referencias a recursos comunitarios que pueden ayudar a los niños a sanar.

Guardian ad Litems (GAL) también son recursos “increíbles”, dijo Owusu al News + Record. Los GAL son voluntarios capacitados y designados por la corte que sirven como defensores y representan los intereses de los niños en la corte.

“De hecho, representan al niño cuando hay alguna preocupación sobre el abuso, el DSS está involucrado y el niño necesita que alguien hable en su nombre en los casos judiciales y cosas así”, dijo. “Pero también son muy buenas fuentes de información y educación para la comunidad”.

Otro programa local, Family Visitation Services of Chatham County, proporciona un espacio seguro para “visitas supervisadas” por y entre niños abusados ​​y sus familias. Dirigido por Kit Stanley, el programa es gratuito para todos los residentes de Chatham.

Glover dijo que planea ofrecer servicios de consejería gratuita a cualquier persona herida por los supuestos actos de Jiménez.

También hay un programa de capacitación para padres y miembros de la comunidad que desean educarse y estar preparados, dijo Owusu. La capacitación, llamada Darkness to Light: Stewards of Children, busca equipar a los miembros de la comunidad con los medios y la educación para prevenir proactivamente el abuso sexual infantil. Los residentes pueden tomarla a través de la YMCA del Triángulo.

“Los miembros de la comunidad pueden tomar esta capacitación y les proporciona el conocimiento de cómo es el aseo personal. Ya sabes, cuáles son los recursos”, dijo Owusu. “¿Cómo respondo a un niño que revela abuso sexual? Así que es un entrenamiento realmente bueno, y para cualquier padre que quiera sentir que necesita hacer algo activamente después de un evento como este, creo que es una gran opción”.

Es importante que los miembros de la comunidad reconozcan que cualquier persona puede sufrir abusos sexuales, dijo Owusu.

“Sé que a veces nos gusta convertirlo en un problema de una familia individual o de una persona individual cuando ocurre una agresión o abuso sexual, pero este es un problema comunitario, y no va a ninguna parte solo porque este hombre fue capturado”, ella dijo. “Ojalá tenga que responder por lo que hizo, pero como comunidad, espero y deseo que todos podamos saber que todos somos responsables unos de otros, especialmente de los niños”.

Se puede contactar a la reportera Victoria Johnson en victoria@chathamnr.com.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment