Subdirectora del Vínculo Hispano aporta mucha experiencia y corazón a su rol

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Making high quality community journalism isn’t free — please consider supporting our journalism by subscribing to the News + Record today.

Unlimited Digital Access: $3.99/month

Print + Digital: $5.99/month

Posted
Updated:

SILER CITY — Cuando Hannia Benítez era más joven, su madre le enseñó algunos principios por los que debía vivir: “Aprende todo lo que puedas. Haz muchas preguntas”, y “también ayuda a tus compañeros lo mejor que puedas”.

Hoy, Benítez, ahora de 29 años, no solo vive de acuerdo con esos principios; ella los encarna. Después de acumular conocimientos desde la salud hasta la administración de propiedades, decidió ponerlo en práctica retribuyendo a su comunidad como la nueva subdirectora del Vínculo Hispano en el Condado de Lee.

El Vínculo Hispano abrió oficialmente una oficina satélite en Sanford el 1 de junio después de años de planificación. Desde su nueva oficina, planea ofrecer a los residentes de Lee asistencia individualizada a través de su programa de apoyo comunitario, distribuir información sobre recursos cruciales y proporcionar servicios como parte de su respuesta contra el COVID-19.

“Mi papel en esto — ayudaré a implementar el programa”, dijo Benítez, “y jugaré un rol clave en el desarrollo de la confianza con los miembros de nuestra comunidad, (trabajando) para operar y crear nuevas relaciones con las empresas locales, organizaciones sin fines de lucro, gubernamentales y agencias de la ley”.

‘Fui bendecida’

Nacida en Tecún Umán, Guatemala, Benítez se mudó a Siler City con su madre y su hermana en 1998 cuando era una niña pequeña. Asistió a Siler City Elementary, Chatham Middle y Jordan-Matthews, donde se graduó en 2010.

“Una vez Jet, siempre Jet”, dijo riendo.

Siler City tiene muchos buenos recuerdos para ella, especialmente sus experiencias escolares, que la ayudaron a integrarse en el Condado de Chatham.

Durante mucho tiempo, la madre de Benítez la apoyó a ella y a su hermana como madre soltera. En Guatemala, fue maestra de kínder y siempre animó a sus hijas a perseguir su educación.

“Así que mi enfoque estaba en eso y solo en ver ese ejemplo”, dijo Benítez, y agregó: “Crecimos en torno a eso, y tuve la suerte de tener un gran grupo de apoyo, académicamente, y ese fue un factor importante en los buenos recuerdos que tengo en el Condado de Chatham”.

Después de graduarse de Jordan-Matthews, Benítez rebotó en diferentes campos y en diferentes ciudades. Y ¿cuál fue el primero? La asistencia médica. Recibió un certificado como asistente de enfermería de Central Carolina Community College en 2014 y, a partir de entonces, trabajó como asistente de enfermería durante varios meses.

En 2016, pasó a la administración de bienes raíces y propiedades, trabajando como gerente de sitio para Community Management Corporation y poco después como gerente general de MJ’s Staffing Inc. En la primera mitad de la década, también se casó con Delfino Benítez, un nativo del Condado de Lee, y vivió en Sanford durante unos años antes de regresar a Siler City en 2016.

“Yo diría que me casé dentro del Condado de Lee”, bromeó Benítez, “y es algo que también forma parte de lo que soy ahora. Es algo de lo que estoy orgullosa y es algo que compartimos con nuestros (tres) hijos y con nuestras familias para mostrar realmente las cosas hermosas de nuestra región”.

‘No lo pensé dos veces’

En 2016, también se involucró con la Mesa Directiva del Vínculo Hispano. Ella describió su decisión de unirse a la mesa directiva de la organización como “simplemente volver a una parte de lo que yo era”.

Comenzó a participar en trabajo voluntario y comunitario cuando tenía 12 años, recordó, con comunidades de fe. Continuó en la preparatoria, uniéndose a programas de liderazgo como Future Business Leaders of America (FBLA) y AIM Club (Acción, Inspiración y Motivación).

Y mientras supervisaba varios apartamentos, un viejo conocido de la preparatoria llamó a la puerta — John Byrne, un maestro de J-M con quien había mantenido una conexión.

“Me invitó a una reunión de personal del Vínculo, ‘¿Considerarías unirte a nosotros?’”, dijo. “Y yo digo, ‘Oh, Dios mío, claro que sí’. Sabes, no lo pensé dos veces. Y cinco años después, aquí estamos”.

Se desempeñó como presidenta de la junta durante tres años y trabajó con el Vínculo y otras organizaciones de Lee mientras buscaban instalarse en Sanford.

“(Al trabajar en) muchos de estos campos diferentes, me dio la oportunidad de tener la experiencia y el conocimiento de que, ‘OK, puedo aportar todo esto’”, dijo. “... He tenido la suerte de tener las dos puertas abiertas para mí, para que a su vez pueda retribuir a la comunidad, y no solo eso, sino dar un paso más con el Vínculo”.

El año pasado, Benítez decidió que quería hacer aún más. Justo antes de que llegara la pandemia, el Vínculo y sus socios finalizaron los planes para la oficina satélite de Lee. Unos meses más tarde, lograron asegurar la financiación de un año para un subdirector de Lee — y una vez que publicaron el puesto, Benítez decidió intentarlo.

“Le dije a Ilana: ‘Sé que esto suena loco, pero quiero hacer esto’”, dijo riendo. “Quiero hacer esto para ganarme la vida. Sé que lo he estado haciendo por un lado, pero si ustedes me consideran, estaré más que feliz de venir aquí’”.

Ilana Dubester, directora ejecutiva del Vínculo, la hizo “pasar por el escurridor” durante la entrevista, dijo Benítez, para asegurarse de que calificara y, finalmente, consiguiera el trabajo.

Dubester dijo que estaba encantada de que Benítez dirigiera la nueva oficina de la organización en Sanford.

“Ella conoce bien la organización, ya que ha trabajado en nuestra mesa directiva durante 4 años y es una de nuestras mejores voluntarias”, dijo al News + Record. “Hannia aporta mucha pasión y compasión al papel. Como inmigrante, entiende los obstáculos que enfrentan los inmigrantes para adaptarse a la vida en los Estados Unidos. Es extremadamente talentosa y una líder natural”.

Benítez empezó su nuevo rol oficialmente el primer lunes de enero. Hasta que la oficina de Sanford abrió la semana pasada, ayudó al Vínculo con varios proyectos durante su capacitación — sobre todo el programa de respuesta COVID-19 de la organización.

Recientemente, había trabajado como investigadora de casos de COVID-19 para Carolina Community Tracing Collaborative. Su formación en enfermería también le proporcionó conocimientos y experiencia útiles.

“Antes de unirme al Vínculo, estaba investigando casos temporalmente para la respuesta de COVID”, dijo, “así que dije: ‘Oye, hicimos estas estrategias’, ya sabes, y poder ayudar a los miembros de nuestra comunidad en ese papel reciente también me ayudó mucho”.

Desde que se unió, dijo que ha hecho muchas preguntas, ha hablado con muchas organizaciones de Lee y ha corrido por todo Sanford tratando de encontrar espacio de oficina para alquilar. Ahora, planea trabajar para ganarse la confianza de la comunidad hispana de Lee.

“Nuestro mayor objetivo es la confianza en nuestra comunidad, para que sepan que, ‘Oigan, pueden comunicarse con nosotros’”, dijo. “‘Vamos a escuchar sus inquietudes. Vamos a trabajar con ustedes a través de eso. Vamos a ser uno a uno”.

Hasta ahora, dijo que había disfrutado de su trabajo, especialmente de sus compañeros de trabajo, y espera que su ejemplo inspire a sus hijos, al igual que su madre la inspiró a ella.

“Se remonta a lo que mi mamá decía: ‘OK, retribuyamos lo mejor que podamos porque eso es ser parte de la comunidad’”, dijo. “Ese es uno de los mayores motivadores, especialmente ahora que tengo tres niños pequeños que me están mirando a mí”.

Se puede contactar a la reportera Victoria Johnson en victoria@chathamnr.com.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment