El nuevo Boys & Girls Club de Pittsboro por fin abre sus puertas

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Making high quality community journalism isn’t free — please consider supporting our journalism by subscribing to the News + Record today.

Unlimited Digital Access: $3.99/month

Print + Digital: $5.99/month

Posted
Updated:

PITTSBORO — El Boys & Girls Club ha desvelado oficialmente su nueva ubicación en Pittsboro, abriendo a los miembros en una ceremonia de corte de cinta el lunes.

Marcó la culminación de un proyecto de casi dos años para formar un club en Pittsboro. Los miembros se reunirán en el Professional Learning Center en el campus de George Moses Horton Middle School en Pittsboro. 

El Boys & Girls Club ofrece una variedad de servicios y programas extraescolares, incluidos tutoría, apoyo académico adicional, programas de mentoría y más. Los estudiantes de primaria y secundaria podrán participar en las actividades del club.

Los estudiantes participantes podrán unirse al club por $52 al año, con ayuda financiera disponible para las familias que tienen dificultades financieras o ingresos fijos.

Este proyecto fue encabezado por funcionarios de Pittsboro, representantes del Boys & Girls Club, la administración escolar y muchos socios de la comunidad. El alcalde de Pittsboro, Jim Nass, dijo que unos residentes se acercaron a él y el comisionado Kyle Shipp sobre la falta de actividades extraescolares para los estudiantes de Pittsboro.

"Hace unos dos años exactamente Kyle y yo estábamos en un foro de candidatos antes de las elecciones, y algunas personas asistieron y nos plantearon la cuestión de que necesitamos algunas cosas que nuestros hijos pueden hacer después de la escuela", dijo Nass. "Poco después de las elecciones, Kyle y yo nos reunimos con algunas personas del Boys & Girls Club regional que nos explicaron cómo funciona todo esto".

Daniel Simmons, director general de los Boys & Girls Clubs de Carolina Central — la región que incluye el Wren Family Center de Siler City — dijo que su primera reunión con los funcionarios del pueblo tuvo lugar en la cafetería Blue Dot justo un par de semanas antes de que la pandemia de COVID-19 obligara a cerrar las escuelas.

"Sabes, este proyecto nunca se detuvo", dijo. "Aquí estamos, menos de dos años después, preparándonos para abrir las puertas de este maravilloso club".

Los organizadores y líderes del proyecto trabajaron para recaudar unos $220,000 para que el club abriera sus puertas. Alcanzaron su objetivo de recaudación a mediados de agosto.

Los organizadores del club dijeron que no sería una realidad si no fuera por el compromiso y la visión de Shipp. Tras esa primera reunión, y después de que las restricciones del COVID obligaron a las escuelas a hacerse virtuales, Shipp y otros líderes del proyecto comenzaron a reunirse a través de Zoom para seguir trabajando en el proyecto.

"Justo después de esa primera reunión, nos pusimos en marcha", dijo Shipp. "Desde julio pasado, hemos estado reuniéndonos por Zoom. Hemos organizado un par de eventos comunitarios en los que hemos estado juntos, pero todo lo demás ha sido virtual".

Shipp dijo que los residentes de Pittsboro comenzaron a acercarse a él hace unos años, pidiéndole que hiciera algo para crear un lugar al que los estudiantes pudieran ir después de la escuela.

"Los chicos de la escuela secundaria iban al centro y causaban problemas en los negocios locales y cosas así", dijo. "Así que tener esto como algo para involucrar a los niños es genial para Pittsboro".

El club dará a los miembros participantes lo que necesitan para tener éxito más allá del aula, añadió Shipp.

"No sólo se trata del cuidado de los niños", dijo. "Se trata del apoyo académico, del desarrollo de la carrera — estamos trabajando en algunos programas con la universidad comunitaria — por lo que es en realidad un programa para preparar a los niños para sus carreras futuras en unas pocas horas después de la escuela”.

Ve el proyecto como algo beneficioso para la comunidad de Pittsboro y Chatham.

"Es increíble", dijo Shipp. "Ha habido mucho trabajo entre toda esta gente y mucha coordinación, así que es en realidad difícil describir cómo me siento”.

El Superintendente de las Escuelas del Condado de Chatham, el Dr. Anthony Jackson — un antiguo alumno del Boys & Girls Club — ayudó a celebrar las festividades de corte de cinta el lunes, diciendo que la iniciativa ayudará a los estudiantes a convertirse en fuertes contribuyentes a la comunidad.

"Hoy plantamos las semillas aquí, y nuestros niños van a crecer", dijo Jackson. "Van a ser árboles fuertes para nosotros porque estamos haciendo la inversión ahora".

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here