El Futuro contrata a la primera directora de proyectos clínicos enfocada en Chatham

Thanks for reading Chatham County’s leading news source! Making high quality community journalism isn’t free — please consider supporting our journalism by subscribing to the News + Record today.

Unlimited Digital Access: $3.99 for 1 month, $39 for 1 year.

Posted
Updated:

Sabrina Aguilar-Simon de El Futuro casi decidió no especializarse en español, su pasión, mientras asistía al la universidad en Ohio.

Ella pensó que no sería “útil”.

“Pensé que todo lo que se podía hacer con él (español) era enseñar o investigar”, dijo, “y no estaba realmente interesada en ninguna de esas cosas’.

Sin embargo, resultó que no podría haber sido más útil: especializarse en español la llevó a una carrera dedicada a lo que ella llamó “trabajo social” con las comunidades latinas del área del Triangle “sin ser realmente una trabajador social”.

Durante más de una década, Aguilar-Simon ha trabajado para conectar a las familias hispanohablantes con los recursos que necesitan primariamente en el Condado de Orange. Ahora, acaba de ampliar su alcance: se ha convertido en la directora de proyectos clínicos más reciente de El Futuro — y la primera en dirigir el alcance de la clínica de salud mental bilingüe en Chatham.

“Hemos estado allí en Chatham durante muchos años brindando servicios, pero este es un nuevo esfuerzo para tratar de expandir el alcance de nuestros servicios en Chatham y Orange”, dijo, y agregó que estará “haciendo una planificación colaborativa con otros en El Futuro para decidir cómo hacer correr la voz de que podemos servir a las personas en el condado de Orange y el condado de Chatham incluso durante la pandemia a través de nuestros servicios de telesalud ”.

Según Kerry Brock, directora de avance y estrategia de El Futuro, Aguilar-Simon también trabajará para monitorear las tendencias en las solicitudes de servicios de las familias latinas de Chatham, “mejorar los procesos” para ayudar a las familias a acceder mejor a los servicios y participar con organizaciones asociadas que también sirven a las familias latinas del condado. 

Ella todavía está aprendiendo, pero Aguilar-Simon dijo que planea acercarse a organizaciones como el Vínculo Hispano, Communities in Schools y los centros de salud en Chatham.

“Sabrina es perfecta para este trabajo porque habla español, ha vivido en América Latina y puede identificarse con las familias a las que servimos”, dijo Brock al News + Record. “Ella también tiene una experiencia significativa en alcanzar y relacionarse efectivamente a las familias latinas a través de otros programas sin fines de lucro, y asegura que se cumplan las tendencias y los objetivos del servicio para que más familias de habla hispana se conecten con recursos útiles en la comunidad”.

‘No podía esperar para aprender español’

Aguilar-Simon descubrió por primera vez su pasión por el idioma español mientras asistía a la escuela primaria en Ohio, su estado natal. Una mujer de España vino a su escuela para dar un curso corto de español y Aguilar-Simon dijo que rápidamente se sintió “cautivada” con el idioma.

Su madre, una psicóloga clínica, también había estudiado y enseñado español; después de ver el interés de Aguilar-Simon, decidió ayudar a fomentar el interés de su hija.

“Debido a que era solo esta cosa de dos semanas y luego se acabó, no tenía forma de seguir aprendiendo español”, dijo Aguilar-Simon. “Así que ella (su madre) hizo como un pequeño cuaderno de ejercicios en español, donde dibujaba y hacía pequeñas oraciones en las que yo llenaba el espacio en blanco y relacionaba las cosas. ... Y desde que tuve ese pequeño curso en la escuela primaria, no podía esperar para aprender español”.

Lo continuó estudiando desde la escuela primaria hasta la universidad. Además de especializarse en español, estudió en el extranjero en España y trabajó como profesora asistente en varios cursos de español de bachillerato. Después de graduarse, terminó viviendo unos años en México mientras enseñaba inglés.

“Después de dominar el español a través de esas experiencias, tuve la idea de que quería usar mi español para ayudar a la gente de alguna manera”, dijo Aguilar-Simon. “Esa fue mi visión y mi impulso y, en realidad, ha sido principalmente lo que he hecho en mi vida profesional, durante casi toda mi vida adulta”.

En ese momento, sin embargo, todavía no estaba muy segura de cómo aprovechar sus habilidades en español. Mientras trataba de averiguar cómo, se mudó a Carolina del Norte alrededor de 1995 para enseñar español en la preparatoria Carolina Friends School en Durham.

A principios de los 90s, antes había considerado mudarse a Chapel Hill, ya que su hermana vivía allí, pero inicialmente rechazó la idea. Aguilar-Simon planeaba usar su español para servir a las comunidades latinas locales y, por lo que ella sabía, Carolina del Norte en ese momento no tenía una población hispana significativa.

Unos años más tarde, cuando se mudó a Carolina del Norte de todos modos, todavía pensaba que ese era el caso.

“Pero qué poco sabía, ese momento fue justo cuando comenzó el ingreso de inmigración principalmente de México”, dijo, y agregó con una sonrisa: “Resultó que no podría haber venido a un lugar mejor. Realmente me encanta, así que he estado aquí desde entonces”.

Aguilar-Simon enseñó español durante tres años en Carolina Friends; en cierto modo, esa experiencia le permitió forjar las conexiones que necesitaba para poner en marcha su sueño. En Carolina Friends, los estudiantes a menudo se involucran en proyectos de servicio comunitario durante todo el año. Mientras buscaba trabajo de servicio para sus estudiantes, comenzó a aprender sobre la creciente población latina del área. Ella misma terminó trabajando como voluntaria en El Centro Hispano en Durham.

A través de su trabajo voluntario, terminó se unió a varias organizaciones sin fines de lucro y centros de salud comunitarios que servían a la incipiente comunidad de habla hispana. Finalmente, se unió al Carrboro Community Health Center de Piedmont Health Services alrededor del año 2000.

“Me atrajo eso porque ese programa estaba sirviendo a familias con todas las necesidades que tenían”, dijo. “Básicamente, era un programa de apoyo familiar, por lo que tenía un amplio alcance para ayudarlos a conectarse con todos los diferentes tipos de servicios en la comunidad que necesitaban para sus hijos y su familia. Y realmente me gustó ese tipo de alcance”.

Aguilar-Simon se quedó con Piedmont durante más de una década, administrando un programa de coordinación de recursos para familias hispanohablantes con niños, desde el nacimiento hasta los 5 años. Se fue en 2011 para estudiar patología del habla y el lenguaje en la UNC-Chapel Hill, donde se graduó en 2013.

A partir de entonces, practicó la terapia clínica del habla con niños hispanohablantes durante unos cuatro años antes de pasar a coordinar un proyecto de investigación sobre el desarrollo infantil en el Frank Porter Graham Childhood Development Institute. Pero su tiempo con Piedmont, donde había permanecido por más tiempo, quizás le proporcionó el vínculo más directo a su decisión de unirse a El Futuro.

“Al hacer ese trabajo, pude ver la variedad de servicios que necesitaban estas familias y niños y pude ver cuán críticos eran los servicios de salud mental”, dijo. “… Era más o menos la década de 2000. Al comienzo de ese tiempo, prácticamente no había servicios de salud mental en español disponibles en el área”.

Mientras trabajaba en el Carrboro Community Health Center, conoció a Luke Smith, fundador y director ejecutivo de El Futuro. Él había estado haciendo su residencia en ese momento, tratando a pacientes en la clínica de Carrboro. Cuando Smith puso en marcha El Futuro, Aguilar-Smith dijo que finalmente tenía un lugar donde podía referir a pacientes hispanohablantes a servicios de salud mental.

“Desde sus inicios, siempre conocí a El Futuro y admiré y aprecié mucho su misión y sus servicios”, dijo. “Entonces, cuando vi el puesto de gerente de proyectos clínicos, me entusiasmó mucho la oportunidad, la posibilidad de participar en ese esfuerzo”.

En su nuevo cargo, Aguilar-Simon dijo que espera ayudar a El Futuro a expandir su impacto en el condado de Chatham y otras áreas de servicio. También busca ayudar a desestigmatizar los servicios de salud mental.

“Realmente espero poder ayudar a que los servicios de El Futuro lleguen a más personas y ayudar a ampliar su impacto en la comunidad latina”, dijo. “(Quiero) ayudar a las personas que de otro modo no habrían podido obtener apoyo para sus necesidades de salud mental”.

Y sus colegas tienen pocas dudas de que lo hará.

“Nuestra esperanza”, dijo Brock, “es que, a través de la cálida participación y el alcance de Sabrina, las familias de habla hispana en el condado de Chatham conozcan qué servicios brindamos, qué desafíos podemos ayudar con ... (y) sentirse más a gusto y cómodo al llegar a El Futuro para recibir atención”.

Se puede contactar a la reportera Victoria Johnson en victoria@chathamnr.com.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment

Subscribe to The Chatham Brew now to get the latest news from Chatham County straight to your inbox.

* indicates required
/ ( mm / dd )